Si tuviéramos que elegir un tipo de vehículos como protagonistas del 2020, seleccionaríamos los híbridos y eléctricos. Hoy en día todas las marcas han incluido la motorización eléctrica en algunos o todos sus modelos.

Desde los urbanos, como el BMW i3, el Renault Zoe, el Smart EQ Fortwo o el Peugeot 208 eléctrico; pasando por los compactos, como el Opel Corsa-e o el Nissan Leaf; hasta llegar al segmento de los SUV, como el Audi e-tron, el Hyundai Kona EV, el Peugeot e-2008 o el Kia e-Niro.

Y es que los coches eléctricos se han convertido en una buena alternativa gracias a la mejora de sus prestaciones y su relación calidad/precio. Por esto, vamos a analizar punto por punto las ventajas y desventajas de los coches eléctricos.

Ventajas

  • Respetan el medio ambiente. Es una de sus características fundamentales. Emiten 0 gases contaminante, por lo que ayudan a disminuir la contaminación atmosférica. A efectos prácticos, esto se traduce en una total libertad de circulación por cualquier tipo de vía o ciudad pues su distintivo medioambiental será el de 0 emisiones.
  • Poco ruidosos. El tráfico es la principal fuente de la contaminación acústica. Sin embargo, los eléctricos suponen un avance en la mejora de este problema ya que son poco ruidosos. Cuando arranques el vehículo te darás cuenta de que prácticamente son insonoros.
  • Consumo económico. Su gasto es mucho menor ya que se estima que por cada 100 km habrás gastado en torno a 1 euro, una gran diferencia respecto al precio en alza de los carburantes tradicionales. Imagínate lo que podrías ahorrar en gasolina con un coche eléctrico.
  • Mayor eficiencia. Un coche eléctrico es mucho más eficiente que uno tradicional. Su eficiencia ronda el 90% cuando en un automóvil tradicional se queda en el 30%, es decir, un vehículo eléctrico necesita menos energía para realizar el mismo esfuerzo lo que a su vez implica un menor consumo.
  • Mantenimiento más barato. Este tipo de vehículos tienen un motor más simple y una mecánica menos complicada. Por esto, es más difícil que se produzcan averías de gravedad.
  • Más espacio. Al no tener caja de marchas y poseer un motor más compacto y pequeño, la capacidad que encontrarás dentro del vehículo será mucho mayor que en uno tradicional. La mayor parte del volumen en un coche eléctrico está destinado a la habitabilidad, por lo que tendremos un automóvil más pequeño, con el que podremos aparcar en la ciudad de manera más fácil, pero mucho más espacioso por dentro.
  • Ahorrarás en aparcamiento. Tendrás que despedirte de sacar ticket en los servicios de estacionamiento regulados porque en las grandes ciudades los eléctricos no pagan nada en zona azul o verde.

En definitiva, tanto en el pago de impuestos como en la conducción diaria parece que los eléctricos son más rentables. Sin embargo, toda parte positiva tiene una negativa….

Inconvenientes

  • Autonomía. Esta es la mayor desventaja de este tipo de vehículos. Con un coche eléctrico tienes que estar pendiente de la distancia que has recorrido y/o vas a recorrer ya que su batería solo permite su uso durante un cierto número de kilómetros (de 150 km a alrededor de 450 km, según el automóvil).
  • Tiempo de carga. Este es otro de los grandes inconvenientes que tienen estos vehículos. El tipo de carga más extendido actualmente es el de cable-enchufe, que a su vez, ofrece tres velocidades de carga en función de la potencia de la fuente: lenta, semirápida y rápida. En cualquier caso, no puede ser usado de inmediato como los coches de gasolina o diésel.
  • Puntos de carga. Suelen estar ubicados en estaciones de servicio o en ciertos lugares adecuados, pero aun así hay tramos en los que es complicado encontrarlos. España es uno de los países con menos puntos de recarga de toda la Unión Europea, aunque, fruto de unas políticas anticontaminación de ciudades como Madrid o Barcelona, la situación avanza positivamente.
  • Alto precio de las baterías. Si bien es cierto que una batería dura de media entre 7 y 10 años –en el mejor de los casos-, si decides hacerte con un eléctrico debes mentalizarte de que en el caso de que tengas que cambiar la batería por avería o degradación tendrás que desembolsar una cifra más elevada que en otro tipo de vehículos. Algunas marcas ofrecen la posibilidad de alquilarla –como ocurre en el Renault Zoe-.

Como has visto es mayor el número de pros que de contras. Sin embargo, ahora te toca a ti decidir qué tiene más peso en la balanza.

APUNTATE YAAPUNTATE YA

Electrifícate con 1.000 de Dto. Adicionales

Regístrate ya a esta oferta, esto no te compromete a la compra del vehículo,. Entrarás en la reserva de estos 1.000 euros de descuento directo, para cualquier Peugeot de la gama Electrificada